Clase de la Semana

232. Hatha Yoga

Clases de Yoga

  • Por tipo de Yoga
  • Por instructor
  • Por nivel
  • Por duración, etc...

Yoga para embarazadas

Posturas

Postura del Puente

  • Enfoque:Útero.
  • Categoría:Hacia Atrás

Beneficios

  • Físicos y fisiológicos
  • Psicológicos o mentales

Temas de Yoga

Instructores y Escuelas

Salud y Medicina Preventiva

  • Terapias de sanación
  • Ejercicios de prevención
  • Nutrición
  • Dolor de cabeza
  • Estrés
  • Herbolaría
  • Reflexología
  • Dolor Muscular
  • Recetas
  • Acupuntura

Videos y Cápsulas de Salud

  • Videos de alimentación
  • Recetas
  • Remedios caseros
  • Terapias Alternativas

Especialistas de Salud

  • Señor Matasanos 1
  • Señor Matasanos 2
  • Señor Matasanos 3

Video de la semana

124. Hatha Yoga Nivel Básico I

  • Duración:23 min.
  • Enfoque:Espalda baja
  • Publicación:25-enero-13
  • Instructora:Ana Ordue

Importante: Para poder visualizar correctamente este sitio necesitas actualizar tu navegador

Actualizalo aquí

¿Qué es meditación?

El propósito esencial de la meditación desde el punto de vista yóguico es el de trascender. Trascender de la identidad con el cuerpo, con los sentidos y con la mente. Es llegar a un estado de profunda paz, en donde podemos experimentar dicha y felicidad sin ningún motivo aparente, de un modo natural y esencial para el ser humano. En este estado, el sujeto y el objeto desaparecen, quedando solo la pura conciencia. Sólo se puede llegar a este estado, deteniendo los movimientos o pensamientos de la mente. Cuando la mente frena sus movimientos incesantes, se alcanza este estado de paz profunda y felicidad perdurable sin sentido.

La meditación pura es aquella en la cual todos los medios que poseemos: los órganos de percepción, los órganos de acción, la mente, el cerebro, la inteligencia y la conciencia son dirigidos hacia el núcleo del ser sin que existan en él, alguna división, todo se convierte en uno solo.

En el yoga, la meditación se define como dhyana y debe entenderse como el resultado de diferentes prácticas. Al alcanzar ese estado uno medita en todo momento.

Yama y niyama son las disciplinas de los órganos de acción y percepción. Constituyen el primer nivel del yoga. Son los pilares éticos y mentales necesarios para toda práctica espiritual.

El segundo nivel está compuesto por asanas o posturas, pranayamas (técnicas de respiración), y paratyahara (retracción de los sentidos).  Con las asanas la dualidad entre el cuerpo y la mente desaparece; con los pranayamas la mente se convierte en un instrumento apto para la concentración. Al entrar a pratyahara, los sentidos dejan de distraer a la mente en busca de gratificación y son retirados del exterior para ayudar en la búsqueda interior.

La tercera etapa es consecuencia de lo anterior y se compone por dharana (percepción interior), dhyana (meditación, contemplación total) y samadhi (liberación). Dharana es atención o concentración, se centra la atención en un determinado punto dentro o fuera del cuerpo y con ello se aprende a disminuir los pensamientos de la mente, eliminándolos por completo. Así, la meditación y el objeto de meditación se vuelven uno. Cuando la conciencia mantiene esta atención sin alterar ni oscilar la intensidad de la percepción se considera que dharana se transforma en dhyana donde la conciencia se funde con el objeto de meditación. Mediante esta contemplación profunda de sujeto y objeto, el ego desaparece y se transforma en humildad e ignorancia, el ser se funde en el todo, entonces se ha alcanzado el objetivo final del yoga, el samadhi.

Meditación budista

Meditación Budista O Completa De La Mente

Este tipo de meditación trata de mantener la mente totalmente enfocada en el momento presente. Nuestra mente es una de las mejores herramientas que poseemos, pero la realidad es que carecemos de conocimiento para sacarle el mayor provecho. La  mayoría de la gente desafortunadamente no sabe diferenciarse ellos mismos de las cosas de la mente.

Buda dice que la mente es como una cadena de reacciones y deseos  porque nos quedamos atrapamos dentro de nosotros mismos en esta cadena de reacciones, dejando de experimentar el verdadero significado de la vida.

Una forma de explicar esto, es cuando realizas alguna. Normalmente la mente inconsciente está en otro lugar pensando en el pasado o en el futuro. Cosas que no deberíamos haber dicho o hecho en la última conversación o en todas las cosas que tenemos que hacer o imaginarte conversaciones con las que la mente da vueltas.

Para la mente no hay diferencia entre lo real y nuestro dialogo mental, ambos producen sentimientos, emociones y acciones. Entonces esas acciones crean reacciones también conocidas como el ciclo del karma.

El objetivo de meditar con la mente es estar en el aquí y el ahora, disfrutando del momento presente con toda tu atención. La técnica es sencilla, toda la atención se centra en la respiración. Esto se oye fácil, pero para una mente no acostumbrada, puede ser difícil mantener un punto de atención por más de 3 minutos.

Meditación zazen

La meditación Zazen es conocida dentro del ambiente del Budismo como Zen. En Japón  significa sentarse en Zen o sentarse en concentración y el objetivo es llegar a experimentar una sensación de vacío o de “la nada”.

La manera correcta de hacerla es llevando la cuenta de las respiraciones. Por ejemplo, una, dos…

El foco en la respiración es total y si por alguna razón se presenta una distracción, se debe de iniciar el conteo de las respiraciones de nuevo, por esta razón, es que muchos principiantes van más rápido que otros.

El reto de mantener la mente totalmente enfocada en la respiración es llegar a experimentar el vacío. El acto de expulsar cualquier disturbio mental fuera te previene de llegar a la experiencia del vacío. Por lo tanto una determinación firme y total de estar plenamente presente centrado en la respiración es necesaria antes de empezar con este tipo de meditación.

Meditación con mantras

Los cánticos con sonidos sagrados han sido siempre una manera de enfocar a la mente. Realizar este tipo de meditación resulta muy poderosa y efectiva por el efecto de la vibración en los sonidos.

El sonido es vibración, al momento en el que la vibración alcanza el tímpano y es llevada a la mente, se estimula el sistema endócrino, especialmente la glándula pituitaria “la glándula maestra” y la glándula pineal localizada en la cabeza.

Cantar mantras mantiene la mente ocupada, mientras, debemos trabajar con la respiración en intervalos específicos. Es como si cantáramos una canción; la pauta de la respiración debe ser similar a la pauta de respiración de un cantante.

Los mantras están hechos de “sonidos básicos”. Sonidos específicos que cuando se desencadenan, producen una frecuencia. Tenemos 84 puntos meridianos en el paladar y cuando se estimulan con algún “sonido vibrante”, se produce una frecuencia específica. Esta frecuencia pasa desde el hipotálamo hasta la glándula pituitaria, es cuando se liberan las hormonas resultando en un cambio de humor, e emociones y comienza la sanación.

Se han demostrado con estudios en el cerebro, a través de un escáner, los cambios en el cerebro mientras se canta el mantra SA TA NA MA. Después de cantar el mantra, se presenta una fuerte actividad cerebral en la parte frontal derecha y regiones paretales. Estos cambios sólo indican una mejora en el estado de humor y de alerta.

Las vibraciones de los sonidos también pueden estimular el nervio vago (que puede afectar al cuello, mandíbula, corazón, pulmones, tráquea intestinal y los músculos de la espalda), los nadis y los chakras.

Meditación Vipassana o Meditación Penetrante

La meditación Vipassana nos lleva a ver las cosas como son en realidad. Se originó en India y Gotama Buda fue quien la retomó hace más de 2,500 años para usarla como remedio para algunas enfermedades.

La técnica de este tipo de meditación se basa en la observación. Al observar las cosas con la mente, se puede llegar a tener el control total de ésta. Se genera una cadena de acciones y reacciones que provienen de la consciencia, por lo que los sufrimientos y negatividad se dirigen hacia afuera.

Para llegar a este punto, se necesita la práctica y constancia, puedes apoyarte de cursos que algunos expertos imparten de forma gratuita, ya que su objetivo es hacerlo a través de donaciones.

Los pasos para alcanzar este nivel se dividen en 4:

  • Conducta: Las acciones deben ser de manera consciente y no participar en ninguna de estas actividades: matar, robar, teniendo intimidad, mintiendo o intoxicándose. El objetivo es tranquilizar a la mente para estar preparados para la observación.
               
  • Mantener la concentración en la respiración: En este punto, el trabajo se centra en las fosas nasales. El objetivo es dominar a la mente manteniendo el enfoque en el momento presente.

  • Observación de las sensaciones: En este punto debes ser capaz de observar y ser consciente de las sensaciones del cuerpo y no tener reacción  ante ellas. El reto es entender las sensaciones del cuerpo, desarrollar igualdad y aprender a no reaccionar a ellas.

  • El último paso para la meditación Vipassana o penetrante es emanar amor y bien por todas partes y hacia todos. El objetivo es desarrollar pureza y amor.

Clase de la semana

232. Hatha Yoga

  • Duración:41.57 minutos
  • Enfoque:General
  • Publicación:03-02-2017
  • Instructora:Sophie Sosa

¿Ya tomaste esta clase?

50. Yoga Flow – Bajar de peso 3/4

  • Duración:24 minutos
  • Enfoque:Abdomen
  • Publicación:2013-03-08 17:50:48
  • Instructora:Jessica Garay

Para hacer un comentario debes de ingresar a tu cuenta, si no tienes una registrate gratis aquí

Iniciar Sesión

 Recordar sesión

Registrarse

Hombre Mujer